Energía y calor

En verano, y con el panorama de temperaturas y apagones que se avecina, es el momento de practicar sencillos consejos, si es que nos importan tanto el planeta como nuestro bolsillo:


Pintar con pintura blanca o cal las azoteas, para evitar que la vivienda se caliente por arriba; entoldar azoteas y terrazas para que haya sombra; tener a mano una colchoneta para dormir en el suelo las noches de calor; poner en ventanas de dormitorios y salas cristales dobles con persianas; cambiar las lámparas por las de bajo consumo, que además dan menos calor.


Si llevamos a la práctica estos pequeños consejos, seguro que nuestras viviendas estarán más frescas, consumiremos menos energía y nuestra economía, a medio plazo, saldrá ganando.