Peor educación

La educación está empeorando. Demasiada libertad y mucha tomadura de pelo. O a mí me lo parece, o cada vez menos adolescentes tienen la suficiente cabeza como para debatir un problema sin acabar en discusiones o puñetazos. Como el caso del bullying, que aunque no es normal, siempre ha pasado. Lo que sí es nuevo es la violencia hacia los progenitores, que nace del exceso de libertad que se nos ofrece a los adolescentes de hoy en día. Aunque eso también es porque los padres no han sabido pegar un buen guantazo, que no una paliza, a su hijo a tiempo.