La verdad de la caza

En respuesta a la carta «¿Defienden la naturaleza?», que leí aquí hace unos días, y que aludía a los cazadores, quiero decir que sí la defienden. Si asimilaras el siglo en el que vives, deberías saber que al margen de buenas intenciones, ideales y sentimientos, hoy en día la única manera eficaz de mantener o potenciar un bien es con dinero. Por ello, cada vez que salgas al campo a disfrutar observando ciervos o perdices recuerda que están ahí gracias a que el colectivo de cazadores con su gestión e ingresos los están manteniendo, optimizando los recursos naturales de forma sostenible.

Piensa en el urbanismo descontrolado, las infraestructuras faraónicas, los incendios forestales, te aseguro que por ahí es por donde realmente «van los tiros» que tanto agreden a nuestro medio ambiente.