Bajan a fumar sin que digan nada

Llevo cinco años trabajando para una empresa en una administración pública y hasta ahora no había ningún problema para hacer las horas extra que fueran necesarias, pero, claro, se me ocurrió ser madre. Al volver de la baja por maternidad, mi jefe me dice que descuido mi trabajo porque mi hija está siempre enferma y falto mucho. El tiempo que falto lo cojo de mis vacaciones.

Esto ocurre sin control alguno y sin recuperar dicho tiempo

Sin embargo, fumar debe de ser más importante, porque los empleados que fuman bajan a la calle cinco o seis veces al día durante diez o quince minutos. Esto ocurre sin control alguno y sin recuperar dicho tiempo, pues nadie les dice nada.

Pero está mal visto que las madres dediquemos nuestras vacaciones a cuidar de nuestros hijos. Con esta mentalidad, ¿cómo esperan que las mujeres nos incorporemos al mundo laboral?