HASTA CUÁNDO

Que triste tener que morir cuatro mujeres en menos de 24 horas para que de nuevo como sociedad se nos revuelvan las entrañas, pero mas triste, ser el detonante para que nuestros políticos volvieran a tocar el tema en sus mítines, haciendo infinidad de promesas, eso si, siempre que gane su partido.

Pero de verdad, creerán que a la gran mayoría de la población nos importa si son de derechas o de izquierdas, pero sobre todo, creen que le importa a la cantidad de mujeres que día a día tienen que vivir con la espada de Damocles de si será este su ultimo día.

Basta ya, es el momento de unirnos como sociedad y plantar cara a estos bastardos, no para mañana. Con que cara podemos seguir exigiendo que denuncien, cuando sus asesinos se ríen de las órdenes de alejamiento y sus condenas después de haberlas asesinado son completamente irrisorias.

Se les debía caer la cara de vergüenza a nuestros políticos y jueces, pero también a nosotros como sociedad, no podemos, ni debemos seguir consintiendo que pleno siglo XXI no seamos capaces de defender a los mas débiles.