El futuro de la investigación

El pasado 1 de marzo en Madrid tuvo lugar una manifestación a la que acudieron más de 2.000 investigadores venidos de todos los lugares de España. Nuestro color representativo es el naranja, pues nos consideramos exprimidos. Lejos de ser una manifestación partidista, bajo el lema Otra investigación es posible, pedimos que se reconozcan nuestros derechos como trabajadores, que se cumpla la ley y no se convoquen becas, sino contratos, que haya una continuidad en la carrera científica y una estabilización a largo plazo, evitando la fuga de cerebros.