Defensores de la naturaleza

Leí en la prensa un artículo sobre la manifestación de cazadores, quejándose de la nueva norma sobre el uso del plomo y otras cuestiones. Lo que más me llamó la atención es que muchos piensan que son grandes defensores de la naturaleza, teniendo un coto con alambre de espino a su alrededor, con los animales encerrados para que no escapen de las escopetas. Cazan por diversión.

Disfrutan matando animales indefensos

Creo que la protección de la naturaleza se puede mirar desde dos puntos de vista: el de un amante de los animales, aquel que disfruta de un ser vivo, de ver un águila volar, la mirada de un ciervo o los andares de un zorro; o los que disfrutan mirando a un ciervo con su punto de mira para a continuación pegarle un tiro, matar al primer conejo que ven, o a la primera liebre, disfrutando, al fin y al cabo, de matar animales indefensos, o teniendo perros que corren detrás de sus presas para que, en muchos casos, esos perros aparezcan después ahorcados por sus queridos dueños.