Gallardón es al PP lo que Messi al Barça

Aún me cuesta creer que los que mandan en el Partido Popular, el segundo más importante de nuestro país y en el que muchos españoles depositan su confianza, le hayan dado la patada, como se dice vulgarmente, al alcalde de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón.

En mi opinión la decisión que ha tomado el señor Mariano Rajoy es un auténtico suicidio político. Es como si, en términos futbolísticos, el Barcelona dejara a Messi en el banquillo para jugar una final.

Soy uno de esos a los que llaman indecisos. He votado al PP en algunas ocasiones y en otras, al PSOE. Y créanme, a un proyecto liderado por una persona como el alcalde de Madrid yo le hubiera dado mi voto. Igual si hubiera sido Rato.