La imagen catalana

Los catalanes se quejan de que no se les entiende en el resto de España; pero a tenor de lo que acontece en esa tierra, es normal que nos preguntemos si hay verdadera democracia en Cataluña. Se queman retratos del jefe del Estado y banderas españolas; se amenaza de muerte a los líderes de la oposición; el catalán parece que se pretende imponer con medidas coercitivas, se despide a una trabajadora de TV3 por hablar sólo en español; se atacan las sedes del Partido Popular y revientan los mítines y conferencias de los políticos de este partido...

Ya sé que muchas de estas cosas son actos de minorías que no representan la verdadera realidad catalana, pero tampoco parece que el Gobierno tripartito haga nada para evitarlo, y permite que se difunda la idea de que los catalanes han perdido la moderación.