San Valentín, cada día

Creo que el negocio de San Valentín conmigo no cuela y es que me parece muy triste darle un día al amor cuando todos los días son del amor.  Eso sí, lo respeto, ya que quizá haya personas que necesiten que les digan que se acuerdan de su amor y tengan un detallito con el/ella. Aprovecho para decir a mi amor que hoy es un día muy especial, ya que es un día cualquiera, y qué mejor que decirle que la quiero y que soy muy feliz, aunque a veces metamos la pata, pero Dios está pendiente y eso se nota, aunque mucha gente no lo sienta.