Ordenança de la bici

Em sembla molt bo l’invent del lloguer de bicis i que es fomenti una bona conducta i pràctica de la conducció i que, en cas necessari, es multi. El que ja no em sembla tan bé és que aquestes bicis d’ús públic no portin cap senyalització per la nit, com la típica llumeta vermella, en un lloc visible per ser divisats en la foscor.

Mentrestant, als ciclistes que tenen bicicleta d’ús privat sí que se’ls obliga a portar-la. Anna Fort.

Desde que ha entrado en vigor la nueva ordenanza en Barcelona no hago más que hacer amigos. A las 12.50 horas, iba en bici por la Av. Marquès d’Argentera (delante de la Estació de França) y aunque no he invadido el carril-bus, un autobús de línea me ha adelantado hasta dos veces pasando a menos de un palmo de mi manillar y obligándome a apartarme para no ser  arrollado. Aprovechando un semáforo le he preguntado al conductor. Me ha respondido de malas maneras.

Al finalizar el intercambio de opiniones hemos seguido nuestro camino. Y me ha quedado una duda: ¿Se hubiera puesto tan chulo el conductor si su vehículo no hubiese pesado miles de veces más que el mío? Isaac Garcia.