¿Los mejores?

Se oye por todas partes: somos los más simpáticos, caritativos, solidarios y sabemos disfrutar más de la vida... Hay que ir un poco más allá y saber que vamos a la cola en educación, tenemos bastante pobreza, se maltrata a los animales, respetamos muy poco a nuestros mayores o ponemos la música alta. Encima este año han asesinado a muchísimas mujeres, hay violadores sueltos y la delincuencia sigue campando a sus anchas. Seamos más humildes y tratemos de reconocer y corregir nuestros errores. Siempre es posible mejorar.