El tranvía no puede ir por donde no hay sitio

He asistido con curiosidad a la colocación del futuro tranvía en la plaza de Aragón y al intento de situar 200 automóviles junto a él, para  convencer al ciudadano del ahorro de espacio que supone la opción adoptada por los responsables políticos como mejora para nuestra ciudad.

No soy un enemigo del tranvía y creo que es un medio interesante. Puestos a comparar, propongo a los que pusieron el tranvía que coloquen otro en el tramo del Coso, entre plaza España y Conde Aranda, e intenten hacer circular al mismo tiempo los autobuses urbanos.El tranvía no puede instalarse donde no hay espacio.