¿Los mejores?

Se oye por todas partes: somos los más simpáticos, caritativos, solidarios y sabemos disfrutar más de la vida. Hay que ir  más allá y saber que vamos a la cola en educación, tenemos bastante pobreza, se maltrata a los animales, respetamos muy poco a nuestros mayores o ponemos la música alta.Siempre es posible mejorar, ¿o no?