Una subida injusta

El pasado 20 de septiembre llegué a Santiago tras estar varios días haciendo el Camino. Me senté en una terraza a tomar algo mientras leía el 20 minutos.

Mi sorpresa fue leer que el sueldo de los diputados va a subir un 3,5% desde enero. ¿Si España no está para tirar cohetes, por qué los políticos se suben el sueldo para disfrutar más de sus vacaciones y caprichos? Es injusto que los responsables que tienen el poder de los impuestos de los ciudadanos hagan una mala gestión. ¿Por qué no hacen una votación para que nosotros opinemos si deberían quedarse con más de nuestro dinero? Hay empleos con mayor responsabilidad que el vuestro y están peor remunerados. España necesita buenas inversiones y cambios. No creo que un aumento de sueldo o una indemnización de 75.000 euros para el diputado que no salga reelegido a los dos años de ocupar su escaño sea algo ético y moral.