El Selur contamina

El día 23, a las 12.30 h, en la glorieta de Carlos V estaba viendo la carrera ciclista júnior cuando aparcaron junto a las vallas cuatro grandes vehículos del Selur, dos barredores, un furgón y un camión de recogida de residuos.

A la media hora con el motor en marcha, un señor les llamó la atención diciéndoles (de forma correcta) que por qué no los paraban, pues nos ahumaban. Los trabajadores contestaron de forma chulesca que no porque no lo pedía «por favor».

El señor les dijo que parecía mentira que mantuvieran esta actitud cuando en los laterales de los vehículos figuraba publicidad de medio ambiente. Contestaron que esa publicidad era del Ayuntamiento y no tenían nada que ver con ella y que además sus jefes les mandaban no parar en ningún momento. Le llegaron a amenazar con «si hacía falta, se lo decían de otra manera». La conductora del camión sí lo paró y los otros tres conductores la incitaron a que no lo hiciera. Pasados 10 minutos se marcharon sin haber desempeñado ningún trabajo. O sea, que fueron a ver la carrera en horario de trabajo, no tiene otra explicación.

Parece mentira que una empresa que se dedica a mantener limpio Madrid ensucie de esa manera inútil un aire que respiramos todos. Sugiero que impliquen más a sus empleados en el respeto al medio ambiente.