Tráfico ha cogido el camino fácil

ste año desde la DGT (Dirección General de Tráfico) se están hartando de colgarse medallas porque ha habido menos accidentes de tráfico que en años anteriores.

Pero, en vez de señalizar, alumbrar y peraltar correctamente las carreteras, solucionar los puntos negros, mejorar la enseñanza en las autoescuelas, limitar la potencia de los vehículos… han preferido coger el camino fácil. El de la amenaza y el castigo.

Ahora sólo les falta disminuir los límites de velocidad a 60 km/h en autopistas y 30 km/h en carretera, amputar las piernas a los osados que superen los límites de velocidad y fusilar a los que se hayan tomado alguna copa de más en la comida.

De esta manera nos asustarán aún más e incluso preferiremos ir andando, y así bajarán más los porcentajes de mortalidad en nuestras carreteras y la DGT podrá forrar de medallas sus oficinas.

Perdón por la dureza de mis palabras, sólo intento equipararme a sus anuncios.