Pasando frío (2)

Utilizo diariamente la línea Parla-Atocha y aunque otros usuarios nos consideren afortunados por disponer de una flota de vagones renovada tengo que decir que es todo lo contrario.

Martes 1, a las 8.15. Aunque parece ser que la ola de frío ha pasado, la sensación térmica sigue siendo baja fuera... y dentro del tren.

Le pregunto al conductor al finalizar el trayecto por qué no funciona la calefacción. Muy amable, me contesta que estos nuevos vagones hacen funcionar la calefacción de forma inteligente, en función de la temperatura exterior. Me reconoce que tenemos todo el derecho a quejarnos, pero que no pueden hacer nada.

¿Para qué queremos unos trenes tan bonitos y decorativos si no son nada funcionales? Yo prefiero los otros, con un diseño más austero pero realmente confortables en invierno y verano.

Y el abono, a diferencia de las temperaturas, si que sube sin parar... Ya vamos por 49,20 euros.