Sí al Festimad

Escribo altamente ilusionado tras la noticia de que el Festimad llega a Fuenlabrada.

Será la sexta edición a la que asisto. Me parece una apuesta interesantísima ya que, debido a la diversidad de músicas (entre las que no está el heavy, como alguien ha escrito), de razas, de personas y de culturas, el enriquecimiento, no sólo musical, sino cultural, intelectual, y en las relaciones humanas, ayuda al no embrutecimiento de la sociedad.

Ojalá se hicieran eventos de este tipo en todas las ciudades. Seguro que todos seríamos más tolerantes y humanos. Me duele la gente que intenta obstaculizar los derechos de los demás, pensando que, como en este caso, en el que hay un evento socio-cultural de este tipo, están obligados a acudir.

Soy de Fuenlabrada, y ni mucho menos me siento parte de ningún cáncer, y eso gracias a autoridades tan tolerantes como las de esta ciudad y a la gente maravillosa que conozco aquí, tan pacífica y solidaria.

Quiero aconsejar a los jóvenes y padres de jóvenes que nunca han ido al Festimad que se acerquen, para que disfruten evadiéndose de lo cotidiano gracias a la música y a las gentes.