Las peores calles

Las calles que más me molestan de Murcia, aparte de que siempre hay obras (eso ni qué decir tiene), son por los atascos que se montan. Uno de ellos en la nueva avenida de Miguel Induráin, a la altura de la redonda que hay para entrar al pueblo de Los Dolores.

Se forman unas colas de miedo en cada hora punta del día; hay tan sólo un carril para poder hacer el cambio y meterte hacia la calle general de Los Dolores, y por si fuera poco, el semáforo no dura nada (pasan tres coches, contados, eh! De verdad), siguiendo ese camino, en el semáforo que te encuentras en el cruce conocido por los Muebles Marisol, en el Camino de Tiñosa, alberga un montón de coches, y esa cola sí que es horrible; ya que este simple cruce reparte a la gente que vive en Torreagüera, Beniaján, San José de la Vega, Los Garres, San José de la Montaña, Puerto del Garruchal... Yo no me explico con tantas redondas que han hecho en toda Murcia, y ahí estamos aún así, con colas de miedo por no hacer una simple redonda más... A veces no entiendo a los ingenieros, de verdad...  y cuanto menos, la política; llegan elecciones municipales, y asfaltan la calzada del pueblo (como si eso fuera todo) ¡Que alguien me escuche, por favor!