‘Gaticidio’ en San León Magno

Después de haberme enterado por 20 minutos y de haber comprobado personalmente que, en el jardín de San León Magno, el párroco don Fernando ha colocado una jaula para cazar gatos, fue tal mi asombro que me puse a reflexionar sobre cómo podía un sacerdote hacer tal cosa.

Conviviendo con ellos se da uno cuenta de lo semejantes que son a los seres humanos, incluso me atrevo a decir que ellos mantienen hasta la muerte algunos valores que se están perdiendo: cariño, fidelidad, lealtad… Creo que un sacerdote debería conocer estas cualidades de los animales y así sería incapaz de llevarlos a sacrificar. Ellos también han sido creados por Dios. ¿Ningún partido político garantizará que los animales de Murcia tengan un sitio adonde poder ir?