Queja a Metro y Renfe

Quisiera expresar la indignación y la falta de calidad en Renfe y Metro de Barcelona en este caso. Así, dejando al margen, las averías, los retrasos y demoras que son tan habituales... parece ser que ahora se pretende que las máquinas sustituyan la labor que las personas realizaban de forma habitual hasta ahora, en las taquillas de la mayor parte de las estaciones y paradas.

El problema es que las máquinas tienen sus limitaciones y pueden darse situaciones en las cuales no nos puedan ayudar y ofrecer el servicio que todos estamos pagando. De este modo, un día en concreto, la tarjeta T-10 aparentemente era correcta, pero la máquina me decía que era defectuosa, por lo que tuve que comprarme otra tarjeta y volver a pagar, no había ninguna persona que pudiera ayudarme. Y otro día, en concreto en la estación de tren de L’Hospitalet, al querer pagar una T-10 con un billete de 50 €  no me lo aceptaba, después de esperar una larga cola, ya que la otra máquina no funcionaba y no había nadie en taquilla, como viene siendo habitual. En fin, deberían asegurar un servicio 100% efectivo.