La recalificación de Mestalla

Me parece muy mal lo que pretende hacer el Ayuntamiento con la recalificación de Mestalla y cómo han regalado terrenos públicos de Benicalap para el nuevo estadio del Valencia CF, cuando se usarán sólo para los mundiales una semana, o a lo mejor ni eso, y luego serán para el Valencia al menos cien años.


Además, los estadios modernos se están construyendo en la periferia de las ciudades; desde luego, no dentro de ellas, donde generan muchos problemas de tráfico. No hay derecho a que la gente que no le gusta el fútbol pague con sus impuestos las deudas de empresas privadas que se dedican al fútbol. Eso es poco ético.