Un ahorro para los fabricantes de coches

Yo propondría un ahorro a los fabricantes de coches: suprimir los intermitentes. Total, un adorno menos, ¡si nadie los usa! Claro, como se supone que el que va detrás es telépata y ya sabe si el otro va a girar a derecha o izquierda.


Por cierto, hace unos días iba yo detrás de un coche de policía y no los puso. Y otro de una auto-escuela, tampoco. ¡Vivan las normas de circulación!.