Firmeza en el Ulster

La actitud de fortaleza del Gobierno británico tiene mucho que ver con los pasos definitivos hacia la paz que se están dando en Irlanda del Norte. Londres siempre ha actuado con firmeza: en ningún momento ha renunciado a su soberanía sobre el Ulster; les ha dado un escaso número de competencias y, cuando terroristas del IRA, al igual que De Juana, se han declarado en huelga de hambre, el Gobierno inglés nunca ha cedido a sus chantajes y han muerto en la cárcel.
Tras décadas de actividad asesina, los terroristas han comprendido que no conseguían nada frente a un Estado fuerte como el Reino Unido, y se han visto obligados a abandonar las armas y llegar a un acuerdo de paz. Sin duda, un ejemplo a tener en cuenta.