Comida sana sin sedentarismo

Me ha sorprendido el artículo «¡No quiero judías verdes!». Éste puede crear alarmismo y confusión en todas las personas que no tienen estudios de Nutrición.
Sabemos que el sobrepeso es ya una epidemia y que España es precisamente el país número uno de Europa en obesidad infantil. Los problemas derivados de la obesidad suponen un gasto anual de 3.000 millones a la sanidad española.

Acabo de leer que una de  ocho cada chicas vomita o toma laxantes y proclama este artículo que una serie de alimentos vegetales son  tóxicos y perjudiciales.

Dice que el tomate tiene demasiado sodio; veamos, 100 g de tomate natural tiene 9 mg, 100 g de bistec de ternera tiene1.060 mg y 100 g de merluza tiene 105 mg. Los verdaderos enemigos de nuestra salud son las grasas saturadas y los azúcares en exceso, su publicidad, y el sedentarismo.