El ‘crack’ de la vivienda

La Borsa anticipa el crack inmobiliario de la economía real: se desploman las acciones de las inmobiliarias porque están tan sobrevaloradas como los mismos pisos que nos han vendido. El señor Pedro Solbes (vicepresidente y ministro de Economía) intenta quitarle hierro al asunto (¿deberíamos decir «cemento»?) con un juego de palabras ininteligible.
Claro que «no ve afectada la construcción ni la vivienda», el Titanic tardó unas cuantas horas en hundirse, pero al final se hundió. Si todo está tan bien... ¿por qué me quiere liar? Cuando las máximas autoridades económicas del país hablan de «aterrizaje suave» de los precios de la vivienda en España es que nuestro Titanic particular ya ha chocado. ¡Corran a buscar un flotador! Si es que todavía queda alguno...