Lo barato, al final, sale caro

Con los tiempos que corren todos buscamos ahorrar al máximo, incluso en el seguro del coche.
Pues bien, espero que al menos uno de cada diez lectores se conciencie, después de esto, que lo barato puede salir muy caro, y las aseguradoras on line que están en alza se aprovechan de la falta de medios para reclamar físicamente, dando rodeos de meses a sus clientes para alargar los siniestros de los coches asegurados y abaratar las soluciones, y convirtiendo un simple accidente en una pesadilla.

Quizás a la larga os salga más barato aseguraos de que, por unos euros más, tendréis un sitio donde poder reclamar en vuestra ciudad, ahorrando en dolores de cabeza.

Irónicamente, la mayoría de estas compañías acaban su nombre en directo/a, cuando lo único que hacen directa y rápidamente es cobrarte.