¿A quién votamos?

Las elecciones que se avecinan son las del nuevo Estatuto. Un Estatuto que advierte a los que hablan castellano de que su lengua no es la propia de un valenciano (art. 6).
Avisé al presidente Camps, cuando la reforma, que si ocurría algo así, se olvidara de nuestro voto. Entonces las elecciones estaban lejos, pero ya están aquí. Y ahora, ¿qué les decimos a los habitantes de las comarcas castellanohablantes, reducidos a ciudadanos de segunda? A ver, díganles algo, que estamos en campaña.