El parque de Botica Vieja

Con estupor e indignación he recibido el díptico que el PNV ha buzoneado recientemente en Deusto. En él, bajo la consigna de «hacer», el partido liderado por Azkuna asume como logro suyo la reconstrucción de parte del parque de Botica Vieja.
¿Por qué no nos recuerdan en la misma publicación que fueron ellos, con el apoyo de PP, PSOE, IU y EA y la única oposición de la izquierda abertzale, los que decidieron en 2005 cargárselo y llenarlo de cemento durante algo más de un año para que se celebraran las World Series?

¿Por qué no nos dicen cuánto nos ha costado a los contribuyentes volver a disfrutar de un parque del que ya disponíamos antes de que, de forma consciente, decidieran destrozarlo para que se desarrollara una carrera privada sufragada con dinero público y que nos dejó un pufo de algo más de diez millones de euros (1.700 millones de pts.)?