Sobre los curas

Con la que está cayendo y el desprestigio social de la Iglesia, planificado por muchos medios, el 96,8% de los curas encuestados por RS-21 manifiestan que volverían a ser curas, y que son muy conscientes de que su ministerio parte de una llamada de Dios que sintieron 9 de cada 10 (88,5%). Se sienten queridos por la gente y tienen una buena relación con sus obispos.
Se ve cómo las nuevas generaciones estamos conformes con la vida de la Iglesia y, seguramente por eso, en las diócesis donde predomina esta mentalidad, aumentan las vocaciones.

Pero a los encuestadores se les ve el plumero cuando preguntan. Si lo hacen sobre problemas, no dan como posible respuesta más que situaciones afectivas y, claro, al final les sale que el problema es la soledad. Para ellos, si el 52,7% es favorable al celibato opcional, son la mayoría; pero si el 58,7% es contrario al sacerdocio de la mujer, las posturas están dividas, ¿matemáticas a conveniencia, no?