Los políticos tienen otras «urgencias»

Sobre la carta «Las urgencias en hospitales» (3 de abril), quería comentar que comparto la sensación de hastío, imagino que como otros muchos. Recientemente, un familiar también pasó por algo similar y, ante la tardanza de ingreso y una semana de espera para un TAC, semana que pasas en vilo y con muchos nervios, me hizo pensar también en la Copa América, visitas, la alcaldesa, políticos, etc.
Estos actos para la ciudad o para ellos, no lo tengo claro, están muy bien, pero las necesidades básicas hay que cubrirlas. Los médicos no son los culpables, no lo paguemos con ellos. Simplemente, no están dotados de los medios e infraestructuras adecuadas y que hoy en día podemos tener si se lo proponen los soberbios políticos. Ellos no pasan por esto, están muy alejados de la realidad de la calle, sus hijos no estudian en barracones sin climatización, ellos y los suyos no sufren esperas en urgencias, son atendidos rápidamente, los priorizan sobre el resto...

Hay dinero para actos de despilfarro y baños de masas, pero no para terminar colegios, acondicionar o crear hospitales y dotarlos de medios.