Socialistas franceses y socialistas españoles

En contestación a la carta de María Pérez sobre el comportamiento de los socialistas franceses por el uso de su himno y sus banderas, comparados con los socialistas españoles, hay que repasar la historia.
Su conducta es opuesta no por «complejos absurdos ni prejuicios», como dice ella.
La bandera tricolor francesa y su himno La marsellesa provienen de una revolución popular contra las estructuras feudales encarnadas en la monarquía francesa de finales del siglo xviii.

No puede decirse lo mismo sobre el origen de la bandera española ni de su himno. La bandera borbónica, roja y gualda, se acordó colocarla en los navíos de la Armada española en tiempos de Carlos III. Fue su nieto Fernando VII el que dispuso que fuera enseña nacional.

Tras el breve paréntesis de la II República, fue nuevamente impuesta tras el gigantesco genocidio de la sublevación del 18 de julio de 1936 contra amplias capas de obreros, campesinos, sindicalistas, escritores e intelectuales progresistas.

El himno nacional actual, llamado igualmente Marcha real o Marcha granadera, tiene los mismos orígenes.

Comprendo a los socialistas franceses cuando utilizan ese himno y esa bandera. Y de la misma manera, a los socialistas españoles y a las capas progresistas, con la actitud que toman actualmente.