Son de ningún sitio

Deportados, sin ninguna patria, sin dignidad, totalmente olvidados en mitad del mar, ya no son personas, sólo son una larga lista de números que absolutamente ningún país quiere ver en su cuenta. Ante todo, abogar  por los derechos humanos, que ya no se cumplen ni si quiera por sentido común, pues lo mínimo es la salud humana y la convivencia.
¿Cómo se puede llegar a que seres humanos sean repudiados en mitad de ninguna parte? ¿Cómo pueden sus países no reclamarlos ni pedir justicia? ¿Cómo podemos permitir y ser parte de este circo? Me pregunto si hay esperanza para ellos, pero ¿la habrá para el resto de la humanidad?