Lo que todos creían

Cuatro años después, el ex presidente Aznar reconoce que en Irak no había armas de destrucción masiva. Se justifica diciendo: «Es lo que todos creían».
Si uno busca en el diccionario, ve que fundamentalmente hay dos acepciones del verbo creer. Una indica que uno está seguro de algo por fe, sea humana o sobrenatural. Otra, que, aunque se piensa, uno no está seguro de que sea así. Por el contexto, está claro que Aznar se refiere a la segunda acepción.

Resulta intolerable e indignante que nos metieran en una guerra sin estar completamente seguros de que hubiera armas de destrucción masiva.