Estudiar de noche

A todos/as los/las que se sientan atraídos/as por estudiar de noche les digo que se animen, aunque es muy duro trabajar y estudiar al mismo tiempo. Yo lo he hecho durante cinco años y me ha ayudado a seguir adelante. Un refrán que me enseñaron de chico dice: «Las raíces del estudio son amargas, pero los frutos son dulces».