Así va el mundo

No sé si podréis incluir esta carta en alguna de vuestras secciones. Me gustaría que los lectores supieran que el lunes, sobre las 0.10 horas, iba en un autobús con dirección a Benalmádena Costa. A la altura de Montemar, en Torremolinos, un coche pasó supuestamente al doble de la velocidad permitida, por la manera que adelantó al autobús.


Un vehículo de la Policía que estaba en esa zona empezó a perseguirlo y lo paró poco más adelante. Cuando el autobús llegó a la altura de los dos policías y el coche, vi cómo se estaban dando la mano y riéndose. Al parecer, eran amigos. Total, que parece que ni hubo multa ni nada de nada.

 
Seguimos hacia adelante. Y casi llegando a la plaza Solymar de Benalmádena adelanta de nuevo a toda velocidad el deportivo, pitando y haciéndole un corte de mangas al conductor del autobús porque por lo visto no había suficiente espacio para que su coche pudiera correr en esa carretera.


¿Cómo se puede permitir una falta de educación así? Una persona que pone en peligro a los demás... ¿y no le ponen multa porque es amigo de unos policías? Alucinante.