El saldo que vuela (II)

En respuesta a la carta «El saldo que vuela». A mis hijos les pasó exactamente lo mismo al año pasado, y tardamos varios meses en descubrir el porqué de tanto gasto en el teléfono móvil.
Una vez identificada la compañía que les mandaba los mensajes, tuvimos que enviar un mensaje con la palabra «baja» y el número de la compañía. Ya no han vuelto a mandar más. En las páginas web de la compañía también podrán encontrar información al respecto. Suerte.