¡Feliz 2007!

Gracias a 20 minutos, que nos permite manifestarnos en su periódico. Felicidades a sus colaboradores. A los que sienten soledad, recordarles que otros piensan en ellos y en sus sinsabores; que los tenemos presentes y no los olvidamos. Que logren sus objetivos para bien, por merecidos. A los llamados «extranjeros», decirles que no son tal, porque todos lo somos alguna vez, y no hay necesidad de sufrir vejaciones. Pasajeros de la vida con tiempo limitado, tengamos corazón de carne.
A las maltratadas, recordarles que lo son porque tienen esperanza y se la destruyen. ¡Ni una muerte más! A los sin techo, porque hay ladrillo para todos siempre que otros no se los apropien indebidamente. A los que prometen y no dan, para que rectifiquen su postura, porque no soportamos más el engaño. A cuantos lo merecen, feliz Navidad y feliz año nuevo.