Me quedo sin piso

En estos días se están adjudicando los pisos de vivienda pública de la EMVS de Madrid y a mí me han arrebatado de un zarpazo la ilusión de poder optar a uno.
Tengo 31 años, llevo 10 trabajando y aún vivo con mis padres. Cantidad de privaciones y esfuerzo me ha costado ahorrar ‘la entrada’ del anhelado piso y hoy me excluyen de la 16.ª convocatoria de venta por «exceso de patrimonio». Y, ¿cuál es la solución? Estos ahorros son insuficientes para afrontar una hipoteca y vivir yo sola con mi sueldo y, al mismo tiempo, son causa de exclusión para optar al sorteo… no veo salida. ¿Me ayudará algún día mi Estado? Porque yo a mi Estado le ayudo en todo lo que debo y siendo lo mejor ciudadana que sé. Atentamente, una ciudadana de la desamparada clase media española.