Muy buenos días

Esta semana será la última como repartidora de 20 minutos en Cuatro Caminos-Estrecho-Tetuán, y desearía agradecer de todo corazón lo que el periódico ha hecho por mí estos meses de trabajo, por su responsabilidad, savoir faire, pero sobre todo por atraer cada día a miles de lectores usuales. A ellos especialmente van estas líneas, por ser tan amables y hacerme emocionar más de una vez con sus palabras, por hacerme partícipe de sus historias y sus vidas. Gracias a los conductores de la EMT por su compañía, a los prosegures por su simpatía, y, en resumen, a todos esos desconocidos que no temen regalar sonrisas por muy temprano que sea. Coincide que mi cumpleaños es el 28, así que allí estaré con todos ustedes para desearles feliz año nuevo. A todos, ¡muy buenos días!