La importancia de tomar decisiones

Hay un tema candente en la política gallega y, en concreto, en la viguesa. Los Gobiernos locales, legalmente constituidos, tienen todo el derecho del mundo, salvo que los tribunales demostrasen lo contrario, a tomar decisiones en favor del bien general y en detrimento del bien particular. Me estoy refiriendo en concreto a la depuradora de las aguas residuales que van a parar al mar. Es obvio que ésta debe estar situada cerca del mar.
No es menos cierto que ninguno de los residentes la quiere allí, aunque es más cierto que es un bien necesario y exigible, en cuanto a su pronto cumplimiento, por las autoridades europeas. Y es totalmente insolidario, e insólito en personas civilizadas, el actuar con comportamientos no cívicos al amenazar a las autoridades que tienen la obligación de tomar decisiones, repito, en favor de las mayorías, aunque en contra de las minorías vaya.