El árbitro perjudicó al Zaragoza

El maravilloso espectáculo que ofrecieron Barcelona-Zaragoza se vio truncado por la incapacidad arbitral. Es comprensible que se equivoquen los colegiados, pero es preocupante cuando siempre es para perjudicar al mismo equipo.
En ese partido, por mucho que los medios de comunicación españoles se empeñen en que no ha beneficiado a ninguno, claramente ha diezmado al Zaragoza. No es normal que habiendo protestado mucho más, el Barcelona sólo haya recibido una tarjeta amarilla y el Zaragoza más del triple; la falta del segundo gol del Barcelona no se aprecia de ninguna forma...