Tenía a toda la clase en contra

Sufrí acoso escolar en un colegio de Tenerife desde 6.º de EGB hasta 1.º de BUP. Corrían los últimos años de la década de los setenta. Era el chico rarito y tímido de la clase, lo que hoy en día se conoce como friki.
Las patadas, los empujones, puñetazos, insultos, escupitajos y muchas otras cosas más, eran algo diario: tenía a toda la clase en contra por una razón que aún no me explico.

Y los curas del colegio hacían casi siempre la vista gorda. Mi único y verdadero amigo tuvo que dejar de serlo ante la amenaza de los demás de correr la misma suerte que yo. La cosa tocó a su fin gracias a que me cambiaron de colegio.

Un acosado no olvida nunca: tiene un estigma pegado a sus talones para siempre, os lo aseguro.

Dinos @ ) +
... ¿has sufrido acoso escolar?
Cuéntanoslo en...
e-mail l nosevendemalaga@20minutos.es
o en www.20minutos.es