Banca por Internet

Al poco de empezar a utilizar la banca electrónica del BSCH, alguien transfirió 6.000 euros desde mi cuenta a otra de Barcelona y vendió unas acciones que yo tenía custodiadas por el BSCH.
Pudimos evitar que siguiesen robando, pero perdí 6.000 euros, y el BSCH me dice que ellos no tienen la culpa, pues nosotros somos los que custodiamos las claves.

Venden su servicio on line, que les reporta menos gastos de gestión y de personal, pero no se responsabilizan de los robos a sus clientes, que son muy frecuentes. No es de extrañar que sus beneficios crezcan de forma exagerada.