Videojuegos sin censura

Saludos a mi periódico preferido. Estaba leyéndolo, como tantos días, en el Metro cuando presté atención a una columna que hablaba de forma bastante parcial sobre los contenidos en los videojuegos para adultos. Citaba desgracias que suceden actualmente en el día a día, (guerras, genocidios...), y la autora se preguntaba el porqué no había juegos en los que se asumiera el rol de algunos de los salvajes que cometen esas atrocidades, y en tono de chascarrillo venía a decir que afortunadamente hay otros como el Grand Thief Auto en los que se pueden cometer delitos parecidos. Me gustaría responder a la autora que, ya que critica la aparición de estos contenidos en un juego para adultos, debería también criticar otros medios de expresión como el cine (sin duda obras como La naranja mecánica no deberían haberse rodado nunca) o la literatura (la filosofía de Nietzche debería ir a la hoguera). Con todo el respeto del mundo, tengo que discrepar con la opinión de la autora. Los juegos para adultos son actualmente un medio regulado por categoría de edades, como cualquier otro. Si no quiere leer a Nietzche, si no quiere ver La naranja mecánica, si no quiere jugar a GTA, está en su derecho. Por favor, al resto déjenos tranquilos, que ya hemos tenido bastante censura en nuestra historia reciente. José Luis Vázquez García. 29 años.