Opositores y decretos divinos en Murcia

Hace tres días, los Tribunales del Juicio Final dictaminaban miles de suspensos para los opositores de enseñanza, y si éstos reclamaban una revisión, llovían del cielo auténticos decretos divinos que acordaban: «Ratificarse en la decisión adoptada». Tras una meticulosa revisión desde el inaccesible Reino de los Cielos: las actas se materializaban muchas horas después de ser firmadas. ¡Oh, divinos presidentes de lo que como secretarios dais fe!