El accidente del Metro

Una vez más, y en esta ocasión con más fuerza que nunca, quisiera solicitar del Metro y de la Administración mejores trenes, mayor frecuencia para evitar las masificaciones, más seguridad, más agentes de seguridad que velen por que los trenes no se llenen tanto y mayor limpieza, porque a veces nos sentimos como si fuéramos en transporte de ganado. El Ayuntamiento y la Generalitat deberían invertir más en sus ciudadanos, no tanto en demostraciones de grandeza (Copa América, Papa, Ciudad de las Ciencias) porque es indignante que Valencia sea la ciudad de la apariencia, donde el que viene lo ve todo muy bonito y el que vive aquí lo ve todo hecho un desastre. Cada vez se puede vivir menos en esta ciudad, por los precios que alcanzan las cosas y la mala gestión de sus servicios públicos.

Las autoridades dicen que trabajan por nosotros, pero yo no lo veo así, parece que sólo les importa la competencia política, el dinero, el poder y la mafia urbanística, y los ciudadanos somos los grandes olvidados.