Estatuas

Hace tiempo, la plaza del Ayuntamiento de Valencia, era conocida como plaza del Burro. Cuando la gente preguntaba: «¿Dónde está el burro?», la respuesta era: «Montado en el caballo». Se trataba de una estatua ecuestre de Franco. Yo viví dos años en Valencia, del 84 al 86 y esa estatua ya no existía. ¿Por qué no se retiraron entonces todas las estatuas del dictador en España?

Me preocupa este empeño de nuestro Gobierno en retirar las que todavía quedan en la forma en que lo están llevando a cabo, no para eliminar los símbolos de la dictadura sangrienta que padecimos (lo cual yo celebraría), sino que al ser rehenes de los separatistas, pretendan el resurgimiento de un partido de extrema derecha, que desgaste al PP, un monstruo que si alcanza fuerza suficiente, sería para echarse a temblar.