En contra y a favor del Día del Orgullo Gay

En realidad, aunque se va alcanzando poco a poco la igualdad, aún faltan por normalizarse ciertas cosas. No obstante, no está de más celebrarlo por todo lo alto. Aunque es reivindicación, también son unas fiestas coloristas, divertidas, desenfrenadas, un anticipo del verano que entra. ¿Por qué se celebran los carnavales?

A partir de ahora quizá haya que tomarse estos días como unas fiestas distintas, que se han consolidado en Madrid, por ejemplo, como si fueran unas fiestas patronales.